Misión y Visión

 

Proveer procesos de enseñanza, entrenamiento bíblico y todos los recursos necesarios con los cuales la iglesia, a través de sus líderes, pueda descubrir:

 

¡Quiénes son en Cristo!

¡Quién es Cristo en ellos!

¡Cómo vivir en libertad!

Fundador

 

El Dr. Neil T. Anderson es el fundador y presidente emérito de Freedom in Christ Ministries, miembro de la Mesa Directiva del Ministerio de Libertad en Cristo Internacional y fue jefe del Departamento de Teología Práctica de la Escuela de Teología Talbot de la Universidad de Biola.

Creció en una granja en Minnesota. El Dr. Anderson tiene cinco títulos de Talbot, la Universidad de Pepperdine y de la Universidad del Estado de Arizona y trabajó como ingeniero aeroespacial antes de entrar al ministerio. El Dr. Anderson tiene más de veinte años de experiencia pastoral y ha impartido cursos por más de diez años en el seminario y a nivel de posgrado. Ahora dedica lo que escribe, la consejería y sus conferencias para ayudar a los cristianos a resolver sus conflictos personales y espirituales.

Las conferencias del Dr. Anderson sobre libertad espiritual han impactado a más de 100,000 personas en el mundo entero, incluyendo pastores y misioneros. Ha sido autor de muchos éxitos de librería sobre la libertad espiritual, entre los que están Rompe las ataduras del legalismo, Victoria sobre la oscuridad, Rompiendo las cadenas y Cómo ayudar a otros a encontrar la libertad en Cristo.

El mensaje de libertad ha reportado cambios en las vidas personales, en las matrimoniales, así como avivamiento en las iglesias. El Dr. Anderson lleva más de treinta años de casado con su esposa, Joanne y tiene dos hijos. Actualmente vive en el estado de Tennessee. Le gusta el golf, viajar y ser abuelo.

Representantes

 

Lourdes y William Gallardo

William y Lourdes Gallardo fueron designados por FICMI como representantes del ministerio en México en Septiembre del 2007. Ellos atienden el ministerio además de ser profesores de la Universidad. Han impartido distintos seminarios y cursos del ministerio en México. Enfocándose, por el momento, en levantar el Ministerio de Libertad en Cristo.

Historia

 

Aquí iría información sobre la historia del ministerio

 

 

 

Propósito

 

El ministerio de Libertad en Cristo fue creado para equipar a la iglesia, a través de sus pastores y líderes, de las herramientas necesarias contenidas en la palabra de Dios, para que los creyentes puedan resolver sus conflictos personales y espirituales a través del verdadero arrepentimiento y la fé en Dios y así, poder establecerse vivos y libres en Cristo.

Cursos

 

Aquí iría información sobre cursos

 

 

 

Devocional Ministerio de Libertad en Cristo Mexico del dia 29 de abril de 2017

La Opción de perdonar

29 de abril La Opción de perdonar

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo (Efesios 4:32).

Satanás gana la mayor parte del terreno en las vidas de los cristianos debido a la falta de perdón. La Biblia nos advierte que perdonemos al prójimo para que Satanás no pueda aprovecharse de nosotros (2 Corintios 2:10,11). Dios nos exige que perdonemos de todo corazón al prójimo, o de lo contrario Él nos entregará a los atormentadores (Mateo 18:34,35). ¿Por qué es tan crucial el perdón para nuestra libertad? Debido a la cruz. Dios no nos dio lo que merecemos sino que conforme a su misericordia nos dio lo que necesitábamos. Tenemos que ser misericordiosos tal como lo es nuestro Padre celestial (Lucas 6:36). Debemos perdonar tal como hemos sido perdonados (Efesios 4:31,32).

Perdonar no es olvidar. La gente que trata de olvidar se da cuenta que no puede. Dios dice que Él no recordará más nuestros pecados (Hebreos 10:17), pero Dios no puede olvidar pues es omnisciente. Eso de que El no recordará más significa que Dios nunca usará el pasado en contra nuestra (Salmo 103:12). Puede que el olvido resulte de perdonar, pero nunca es el medio para perdonar. Cuando sacamos a relucir el pasado enrostrándoselo a otras personas significa que no los hemos perdonado.

El perdón es una opción, una crisis de la voluntad. Elegimos enfrentar y reconocer la herida que duele y el odio para perdonar de todo corazón, cosa que podemos hacer puesto que Dios nos exige que perdonemos (Él nunca nos exigiría algo que no pudiéramos hacer). Nos cuesta tanto perdonar porque va en contra de nuestro concepto de justicia. Queremos vengamos por las ofensas sufridas, pero la Biblia nos dice que nunca tomemos la venganza en nuestras manos (Romanos 12: 19); y así protestamos: “¿Por qué tengo que dejar que esta persona se salga con la suya?”. Lo que pasa es que usted lo deja que se salga de la suya pero nunca esa persona puede salirse de la de Dios, quien los va a tratar equitativamente, cosa que nosotros no podemos hacer.

Si usted no deja que las personas que lo ofenden se salgan con la suya, usted es quien no puede salirse de la de ellos y del pasado, lo cual solamente significa continuo dolor para usted. Detenga el dolor; suéltelo. Usted no perdona en función de quien lo ofende sino que lo hace por usted mismo, para poder quedar libre. Su necesidad de perdonar no es algo entre usted y quien lo ofendió sino que es entre usted y Dios.

Señor, me asombra el ejemplo de tu perdón. Deseo que crezca mi disposición a perdonar a quienes me han herido.

Testimonios

 

Aquí iría material de testimonios