Misión y Visión

 

Proveer procesos de enseñanza, entrenamiento bíblico y todos los recursos necesarios con los cuales la iglesia, a través de sus líderes, pueda descubrir:

 

¡Quiénes son en Cristo!

¡Quién es Cristo en ellos!

¡Cómo vivir en libertad!

Fundador

 

El Dr. Neil T. Anderson es el fundador y presidente emérito de Freedom in Christ Ministries, miembro de la Mesa Directiva del Ministerio de Libertad en Cristo Internacional y fue jefe del Departamento de Teología Práctica de la Escuela de Teología Talbot de la Universidad de Biola.

Creció en una granja en Minnesota. El Dr. Anderson tiene cinco títulos de Talbot, la Universidad de Pepperdine y de la Universidad del Estado de Arizona y trabajó como ingeniero aeroespacial antes de entrar al ministerio. El Dr. Anderson tiene más de veinte años de experiencia pastoral y ha impartido cursos por más de diez años en el seminario y a nivel de posgrado. Ahora dedica lo que escribe, la consejería y sus conferencias para ayudar a los cristianos a resolver sus conflictos personales y espirituales.

Las conferencias del Dr. Anderson sobre libertad espiritual han impactado a más de 100,000 personas en el mundo entero, incluyendo pastores y misioneros. Ha sido autor de muchos éxitos de librería sobre la libertad espiritual, entre los que están Rompe las ataduras del legalismo, Victoria sobre la oscuridad, Rompiendo las cadenas y Cómo ayudar a otros a encontrar la libertad en Cristo.

El mensaje de libertad ha reportado cambios en las vidas personales, en las matrimoniales, así como avivamiento en las iglesias. El Dr. Anderson lleva más de treinta años de casado con su esposa, Joanne y tiene dos hijos. Actualmente vive en el estado de Tennessee. Le gusta el golf, viajar y ser abuelo.

Representantes

 

Lourdes y William Gallardo

William y Lourdes Gallardo fueron designados por FICMI como representantes del ministerio en México en Septiembre del 2007. Ellos atienden el ministerio además de ser profesores de la Universidad. Han impartido distintos seminarios y cursos del ministerio en México. Enfocándose, por el momento, en levantar el Ministerio de Libertad en Cristo.

Historia

 

Aquí iría información sobre la historia del ministerio

 

 

 

Propósito

 

El ministerio de Libertad en Cristo fue creado para equipar a la iglesia, a través de sus pastores y líderes, de las herramientas necesarias contenidas en la palabra de Dios, para que los creyentes puedan resolver sus conflictos personales y espirituales a través del verdadero arrepentimiento y la fé en Dios y así, poder establecerse vivos y libres en Cristo.

Cursos

 

Aquí iría información sobre cursos

 

 

 

Devocional Ministerio de Libertad en Cristo Mexico del dia 19 de enero de 2017

Muerto al Pecado

19 de enero Muerto al Pecado

Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias (Romanos 6:11,12).

El pecado es la condición en que nacen todos los descendientes de aquél caído Adán (Romanos 5:12). Pecado es vivir nuestras vidas en forma independiente de Dios y resultado de ser engañados por Satanás para que creamos que el significado y el propósito de la vida pueden lograrse aparte de la relación personal con el Creador de la vida, al cual obedecer (Deuteronomio 30:19,20; 1 Juan 5:12). El pecado traspasa en el que no cree toda su vieja naturaleza, domina al viejo hombre y perpetúa las obras de la carne. Satanás está en el corazón de todo pecado (1 Juan 3:8) engañando a las personas para que crean la mentira y aconsejándolos a rebelarse contra Dios.

Cuando recibió a Cristo usted murió al pecado y el poder que lo dominaba fue roto. Satanás y el pecado no han muerto sino que siguen fuertes y atrayentes pero usted ya no tiene que pecar porque está muerto al pecado y vivo para Dios (Romanos 6:11). Usted no está muerto al pecado porque así lo piensa y cree, sino porque es así. Al estar usted en Cristo, ya ha muerto al pecado.

Pablo prosigue diciendo que no tenemos que usar nuestros cuerpos como instrumentos de iniquidad (versículo 13) y si lo hacemos, permitimos que el pecado reine en nuestros cuerpos mortales. Por ejemplo es virtualmente imposible que alguien cometa pecado sexual sin usar su cuerpo como instrumento de iniquidad y permitir que el pecado mande. Pídale al Señor que le revele en qué formas usted ha mal usado su cuerpo, especialmente en lo sexual. Renuncie a ese mal uso y, luego someta su cuerpo a Dios como sacrificio vivo. Su responsabilidad es permitir que: «No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias» (Romanos 6:12).

Amante Señor, sé que el poder del pecado sobre mi fue roto. Ayúdame a que hoy viva a la luz de esa verdad renunciando al pecado y sometiendo mi cuerpo a Ti.

Testimonios

 

Aquí iría material de testimonios